Sombraluz

. Se hace tarde. Estoy tan cansado. Hace frío. Quisiera quedarme, estoy tan cómo y calentito aquí...
. Vamos, hacé un esfuerzo! Calzáte los viejos borsegos y arrancá... Un sombrero por si las lluvias (o nieves), me envuelvo en un tapado y empiezo a caminar.
. Aunque la noche es fría, no hay viento. Y la caminata me da calor.
. Poco a poco las distancias desaparecen a mi alrededor, mi incansable imaginación me envuelve con facilidad, estoy aquí, estoy allá, estoy ayer y aquella vez y en posibles días futuros... Recuerdos, sueños y esperanzas se entremezclan con deleite, como la música de una intensa canción.
. Al fin llego a lo alto de la loma, es la mitad del camino. Allá lejos está, lo sé aunque aún no se ve, el camino que comienza a subir.
. Falta tanto por llegar! Pero mis pies siguen adelante, no se sienten cansados, de hecho casi ni los siento, estoy lejos de allí, volando, siempre volando...

. Y ya estoy ahí, comienzo a subir. Bostezo. Aunque cae la noche sobre mí, es como si estuviese despertando.
. Una, dos cuadras. Ahora la subida se pone empinada. Hay un poco de nieve acá, un manchón de hielo allá. Vienen los tramos más difíciles. Quisiera ya estar allá!
. Uno de los últimos recodos, le echo un vistazo distraído al cañadón, recordando la vez que subimos por ahí.
. Y ahí está: La Boca del Lobo, larga y oscura, atemorizante para cualquiera que por primera vez viniera... Aún más empinada que la subida anterior. Barro, pedregullo suelto, los borsegos patinan. Vamos, un paso más. Y otro. Cuidado con el hielo, bien, así. Ha caído mucha más nieve aquí!
. Y la subida que no se termina más. Algún perro ladra solitario, quizás aburrido. Las ramas entrelazadas ocultan por completo el cielo. La cuesta se hace laaarga...
. Vamos, ya falta poco. Epa, no te patines! Al menos se respira un buen aire aquí.
. Y ya casi está: La última curva!
. Ahora dos brazos de bosque se abren a ambos lados, como recibiéndome con un abrazo. La nieve es abundante, y amortigua mis pasos. También hace que pueda ver el suelo a la perfección, en medio de la noche. Arriba, el cielo está cubierto por una nube interminable... Pero se abren algunas franjas donde las estrellas titilan a gusto. Hacia el este, en contraste contra las copas oscuras de los cipreses, veteadas de blanco por las últimas nevadas, el cielo nublado refleja con una fosforescencia anaranjada las luces de la ciudad, invisibles para mí de tanto bosque que me rodea.
. Suspiro aliviado mientras doy los últimos pasos, pero ahora no es de cansancio, me reconforta saber que al fin he llegado. Me detengo a unos metros.
. Una luz cálida emana a través de la pequeña ventana. Más cálidas aún suenan esas voces animadas, el tañir de una guitarra. Sonrío satisfecho, y me acerco de una vez a golpear la puerta.

-- Querés? --Lulú preparó pan casero y me lo ofrece. Qué rico.
. Nos sentamos en ronda. Primero una, más tarde otra, las tortas terriblemente deliciosas de Adhara son servidas en la pequeña mesa.
. Orión toca y canta una canción. Eli ríe divertida mientras trama alguna nueva aventura.
. Al rato golpean la puerta, ¡es Roby!
. Orión me tiende la pipa, que ha limpiado. Cargo el tabaco que Nomis nos regaló, y dejo que mis volutas de humo se eleven, lentas pero juguetonas, mientras distintas historias se entrecruzan entre todos nosotros...

. Más tarde, emprenderemos juntos, últimos en retirarnos, una un tanto improvisada travesía: Primero siguiendo los intrincados vericuetos que describen los caminos entre los que se alzan las casas a esas alturas, en las laderas de Amon Otto. Luego cruzaremos un cañadón, y después habrá que desafiar una "Calle sin salida", como decía el letrero, para adentrarse en un sombrío sendero entre los ladridos iracundos de varios perros. Exploraremos el bosque nevado en la oscuridad silenciosa y la quietud de una noche sin viento, y hallaremos al fin otro sendero.

. Y ya estoy de nuevo en casa. Con una tímida contentura en el corazón que me tironea gentilmente a sentarme y escribir estas líneas. Y te sonrío, lector.


Este post fue escrito por | últimos posts del autor:

Comentarios

  1. Muy bonito. Tienes una forma de escribir dinámica, que fluye naturalmente como la corriente de un río . Me tuve que tapar con una buena manta pues casi me parecía sentir el frío de la nieve!!!...

    Citar »
  2. Muchas gracias! En particular me alegra si transmitió sensaciones...

    Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace

Guardar los datos: Si / No