Antepasados ilustres

Pedro Echagüe y Jean Paul Echagüe

Charlando con mi vieja, busceando en internet y husmeando el puñado de antiguos libros -escritos por mi bisabuelo- que descansan juntando polvo en la biblioteca de casa, terminé armando un poco el rompecabezas de mi árbol genealógico, en este caso con las piezas que corresponden a estos dos ilustres personajes de la provincia de San Juan.


Seguir leyendo el post »

Cuentos, ¿poemas? y otros textos...


. De cómo pelearle a la monotonía de una larga noche inside TM -de 22 a 8... (y encima hubo que atrasar el reloj así que hay OTRA hora más, fuck!) aah, saturday night...-.
. Estuve buceando las vaaastas "volutas de humo" del flog, recolectando una serie de links, no de tooodo lo que hay escrito allí pero sí de un par de viejos cuentos, y algunos otros escritos que me pareció no podían quedar afuera de este blog:



EL HOMBRE QUE ESPERA EN LA COLINA
(éste está bastante añejado ya... fruto de mi propia infatigable imaginación, allá por el otoño del ´99...)


ISLA
(éste es más viejo todavía, y es fruto de un taller literario al que concurrí en el otoño... ¡del 95!)


Palabras como magia
(fruto del taller literario de Mar Vanwa Tyaliéva, verano del 2003)


"Mundotabernas"
(fruto del taller literario de Mar Vanwa Tyaliéva, verano del 2007)



Seguir leyendo el post »


"I, I live among the creatures of the night
I haven't got the will to try and fight
Against a new tomorrow, so I guess I'll just believe it
That tomorrow never comes...


Seguir leyendo el post »

Imaginando la Noche...

. El salón está en calma... Quedan tan sólo cuatro mesas: varias parejas, y un solitario. Suena música desde el recuerdo, tranquila, quizás, algo melancólica en esta noche gris... Cuerpo-de-Lago limpia la tortera. Otro mozo ha abierto la puerta, sopla una brisa fresca. Por fin lloverá alguna vez, después de más de dos meses de sol y calor?
. Sentado en la mesa 1, Ramiro dobla servilletas. El resto del personal está abocado a sus tareas. Afuera rara vez pasa algún auto, aquí, dentro de la Máquina del Tiempo, cada marinero trata de no mirar hacia las prácticamente inmóviles agujas del reloj, el tirano irrevocable de nuestros días a bordo...
. Y como ya se contó en tantas historias de esta nave inerte, todas las noches son una, cada acontecimiento, por más diverso que parezca, no es al final otra eterna repetición, y nosotros continuamos navegando, apáticos, indiferentes... Pero en nuestros corazones hay una dulce pena que sólo la música en la radio parece conocer.


Seguir leyendo el post »

La vida en las tabernas...

Bienvenidos a Tío Lille

Seguir leyendo el post »